search

En su piel

15,00

Los mejores relatos de África Blanca, escritos en el colegio y en el instituto.

Comenzó a escribir de niña, con 9 años recibió el segundo premio en el concurso literario del CEIP Joaquín Costa por “El congreso de las gotas”, un breve relato para tomar conciencia de la importancia del agua y no malgastarla. Presenta temas sociales, envueltos en aventuras y acertijos y con gran misterio nos habla de la vida y la muerte.

«En un laberinto de pasadizos,
en el centro encontrarás
un tesoro, no pirata,
sino un tesoro ducal.
Ese tesoro está en Galicia,
y solo alguien sincero y leal
lo podrá encontrar.
A quien la avaricia venza,
lo pasará muy mal».

«A tres trajiste al mundo:
tristeza, ira y miedo.
Un día el miedo se irá.
Tras él la tristeza andará.
Pero un día ambos volverán,
y cuando lo hagan,
contigo la ira acabará».

SKU: N/A Categorías , ,
StumbleUponEmail

CAPUCHA es uno de sus personajes, famoso, pero a la vez desconocido. Llegó al pueblo en OTOÑO cuando…

Una hoja. Una hoja cae de un árbol, planea, hace cabriolas en el aire desafiando la gravedad, como una pluma. Pero al final la tierra vence y la hoja se posa en el suelo, con mimo, y sigue su camino rodando hacia lo lejos, empujada por el viento otoñal.

Un canto. Una golondrina que despide su hogar con tristeza, huyendo del frío y la muerte, viajando, siempre a lo lejano, lo más lejano de allí. Su canto se eleva en el cielo crepuscular.

Un soplo. El viento del norte que se lleva la hoja y el canto de la golondrina, sigue su avance, impasible. Se lleva el calor, el verano, las hojas y las golondrinas. Levanta el polvo, la arena del camino a su paso. Lo levanta todo y no deja nada, salvo la arena del sendero. Siempre queda el polvo del camino.

Una textura. La sutil y efímera sensación al tocar las hojas que se van, las plumas que la golondrina deja atrás en su huida, el viento que se lleva todo y levanta el polvo que siempre queda.

Un olor. El olor de un árbol del camino, de un árbol sin hojas ni golondrinas. Un árbol que llora sin lágrimas en silencio, un árbol que agoniza y espera el invierno. Como todo lo demás.

Todo espera llorando en silencio. Quieto, aguardando. Permaneciendo, mientras atrás queda el verano, y todo lo que se va con él.

El paisaje que pierde el color, marrón sobre marrón.
La monotonía invade la senda.
El mundo observa en silencio la llegada del otoño.
Y en medio, una figura que acompaña a los árboles
y a todo lo demás, llorando sin lágrimas y en silencio.

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “En su piel”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *